martes, 11 de julio de 2017

2605.- ¡Frutos secos en nuestra comida!

Es verano y las frutas de temporada son lo mejor y más adecuado, se agradece una ración de sandía o melón, pero también es momento de hacer excursiones, rutas de senderismo y tardes de turismo fuera de casa en las que, en ocasiones, con el calor se nos puede estropear la fruta fresca que llevemos... o simplemente durar un asalto. Como plan B están los frutos secos, un recurso sano, nutritivo y fabuloso para alimentarnos. Pesan y ocupan poco espacio, no se espachurran y sientan fenomenal. Eso sí, ¡necesitaremos más agua fresca!

Podemos llevar los frutos secos en una bolsita hermética o en un paquetillo de papel, el clásico cucurucho de pipas, totalmente biodegradable. Hay dos formatos, uno más para tomar en el momento, como el primero, y el más profesional, que se ha hecho toda la vida para las pipas, palomitas y otros. De este segundo os enlazo el vídeo en YouTube, para que os quede perfecto y resistente. ¡Que no se pierdan las buenas tradiciones!


Ejemplo de cucurucho de papel (vía Cómo lo hago)



En verano también podemos elaborar algunas recetillas para tomar los frutos secos en diferentes formatos, como puedan ser las típicas barritas de cereales con frutos secos o los panes con frutos secos (las pipas o nueces son muy sabrosos)


Pan de pipas (vía Atrapada en mi cocina)

Un sándwich hecho con estas rebanadas es doblemente nutritivo.


Pan sin amasar de calabaza y nueces (vía El comidista)


Las galletas que contienen frutos secos también son un alimento fácil de transportar.


Galletas de cacahuete sin mantequilla de cacahuete, con trocitos (vía Petitchef)


¿Unas nueces dentro de un brownie? Siempre son un tropezón agradable.


Brownie con bien de nueces (vía Recetas diarias)



Las pasas, ciruelas pasas, dátiles y orejones, así como otras frutas deshidratadas, son una alternativa dulce a las chucherías. Recordemos que con el calor del verano las galletas de chocolate pueden resultar muy pringosas.


Delicias de dátil, un dulce con fibra y minerales (vía Plato y postre)

Bolitas de coco, dátil y nueces (vía Alimento y buen vivir)


Igual podemos comer en  casa cosas aliñadas con frutos secos, platos nutritivos y sabrosos, como esta merluza con pistachos. Crujiente y sugerente.


 Merluza con costra de pistacho y crema de puerro (vía Atrapada en mi cocina)


Más allás de toda elaboración, mis favoritos son esas mezclas de frutos secos al natural, ¡picoteo del sano!



¿Como consumes tú los frutos secos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, es importante para nosotros.

Puedes compartirlo

google analytics